El Dilema Social es un comportamiento humano no un algoritmo.

1863: "Demasiada lectura", 1950: "Demasiados cómics", 1985: "Demasiados juegos", 2020: "Demasiada internet".

Después de leer comentarios increíbles en distintos grupos de whatsapp y en redes sociales sobre The Social Dilemma de Netflix, me di el tiempo de verla con atención.

The Social Dilemma trailer: Netflix documentary explores the evil side of  social media | Entertainment News,The Indian Express

Combinando entrevistas y charlatanería con expertos conocidos de Silicon Valley al estilo de dramatizaciones ficticias de los 1950s - de lo que sucede cuando estamos todo el día desplazándonos por los feeds de nuestra redes sociales, la película se presenta como una advertencia urgente sobre la vida moderna.

Image

Si bien estas preocupaciones son relevantes para cómo hoy nos desenvolvemos en nuestra sociedad - me parece que debemos mirar con un poco de cautela.

DECIR A LAS PERSONAS QUE ELIMINEN FACEBOOK NO ARREGLARÁ INTERNET.

El drama aparente de The Social Dilemma, recalca la idea de que las redes sociales son una amenaza sin precedentes, descartando las comparaciones con la radio, la televisión o cualquier medio de comunicación anterior. No podemos decir que Internet, Facebook o Tik-Tok son el único medio por donde nos han llenado de falsedades y desinformación.

El docu-drama no ofrece una descripción convincente de la vida sin Facebook. Se asume que si no estuvieras desplazándote por tu feed, te sentirás atraído a tener más conversaciones espontáneas, o tendrías ganas de leer cientos de páginas de una novela, volveríamos a leer diarios, visitar cines, comprar en el mall… o cualquier otro millón de actividades que el internet ha “destruido”. Culpemos a los malos actores del mundo tecnológico por la evolución social que ha desatado el internet. Hey, tal vez si todos borramos Facebook, Kodak y Blockbuster podrían resucitar.

La película, culpa a los algoritmos y sistemas por este comportamiento humano de buscar cómo aprovecharse de la inocencia y desconocimiento de otros.

La propaganda, el bullying y la desinformación son en realidad mucho más grandes y complicadas - Facebook no es responsable del crimen organizado, gobiernos corruptos y de la estupidez humana. Estoy de acuerdo cuando MZ dice no poder hacerse cargo de censurar en su plataforma. Somos nosotros mismos responsable de mantener las conversaciones y plataformas limpias, fact-checked e inteligentes - para eso nos dieron un hardware llamado cerebro que incluye un chip de raciocinio, y un módulo de análisis que nos ayuda a discernir y pensar libremente. Un verdadero General AI que, usemoslo.

El principal problema con este film es Olvidan mencionar que plataformas como WhatsApp no funciona (casi) nada como Facebook, donde el servicio de mensajería es encriptado y altamente privado sin interferencia algorítmica, y sigue siendo un terreno fértil para las fake news y el bullying no es una consecuencia de la herramienta - es un comportamiento humano. Hagámonos cargo.

Si estas completamente clueless del tema, te invito a ver este documental. Pero la verdad de todo esto es que son las personas las responsables y no la máquina. Si quieres pruebas un ex-Facebook tiene pruebas de manipulación política a escala global.

Personalmente The Social Dilemma me pareció una pérdida de tiempo, pero bueno, ¡cada uno decide!